viernes, 9 de diciembre de 2011

Sale barato



MERCK PAGA UNA MISERIA POR LAS MUERTES EN MASA
(original en Counterpunch)

Pregunta: Quien ha matado más americanos —al Qaeda estrellando aviones contra el World Trade Center, o Merck distribuyendo Vioxx?

Respuesta: Merck, 18 veces más.

Una de las historias más escamoteadas de nuestro tiempo terminó esta semana con un suspiro. "Merck ha acordado pagar 950 M de dólares y se ha declarado culpable de un cargo criminal por la comercialización y venta del analgésico Vioxx", informó el New York Times del 23 de noviembre (en la sección de negocios, donde por lo general se encuentran las noticias médicas importantes). El gigante farmacéutico se avino a un delito menor: instar a los médicos a recetar Vioxx para la artritis reumatoide antes de 2002, cuando la FDA (Food & Drug Administration) aprobó su uso para este trastorno.

El verdadero crimen de los ejecutivos de Merck fue conspiración para cometer asesinato.

Una vez que Vioxx fue aprobado, Merck gastó más de 100 M de dólares al año que la publicidad. (Es posible que todavía recuerde la melodía de "Es una hermosa mañana ...") Los ejecutivos de Merck siguieron ignorando y suprimiendo los indicios de que su 'blockbuster' estaba causando nuevos accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. Las ventas alcanzaron 2.500 M de dólares en 2003. Y cuando el valiente Dr. Graham presentó por primera vez su evidencia irrefutable a un comité asesor de la FDA en febrero de 2004, Merck argumentó que los "beneficios únicos" de Vioxx justificaban su permanencia en el mercado. El comité de la FDA votó 17 a 15 el mantenerlo disponible con una advertencia de recuadro negro. Diez de los 32 miembros del comité habían recibido dinero de Merck, Pfizer y Novartis (que estaban sacando medicamentos similares a Vioxx) en calidad de consultores.

Los datos de Graham indican que 140.000 estadounidenses sufrieron ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares inducidos por Vioxx, 55.000 de ellos murieron, y muchos más quedaron permanentemente discapacitados.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada