lunes, 8 de agosto de 2011

Traduttore, traditore



Escucho recitar el Howl de Allen Ginsberg (texto, voz). Todavía conmueve. O por lo menos me con-mueve, quizá porque bastantes de sus descarnadas descripciones las conocí en directo. (Por cierto, la película - reportaje la encontré muy digna).

Busco traducciones al español del poema. No encuentro ninguna que me convenza. Si toda traducción es, de por sí, difícil, en poesía lo es al cuadrado. Además sería deseable traducir también el contexto cultural, tan diferente entre USA y España en los años cincuenta. Misión imposible. Aún así, lo intento:

    He visto las mejores mentes de mi generación
        destruidas por la locura,
            hambrientos
                histéricos
                    desnudos,
    arrastrarse de madrugada por las calles del chino
        en busca de un chute furioso,

    ...
Pruebo varias alternativas con el género (indefinido en inglés pero preciso en español: LAS mentes, LOS personajes que las encarnan), con el modo verbal (arrastrándose, arrastrarse). Después de algunos intentos convierto "angry fix" en "chute furioso": lo encuentro más sugestivo que "colérico pinchazo", una de las traducciones que he visto. Busco sin encontrar un equivalente castizo al "hipster". Lo dejo correr.

Los italianos dicen -con razón- "traductor, traïdor". Toda traducción es tan sólo una aproximación. Una prótesis, como las gafas, que nos acerca (mucho o poco) a lo que el autor logró expresar en su lengua, sin llegar nunca a la perfecta equivalencia en la nuestra.

De hecho, eso ocurre continuamente: cada uno habla su propio idiolecto, dentro de su etnolecto, dentro de su sociolecto, etc. Siempre estamos haciendo adaptaciones, verdaderamente traducciones. Lo peligroso del tema es creer que uno ha comprendido perfectamente a otro sólo porque ha logrado encajar sus palabras dentro de los propios esquemas mentales. Me refería a la situación normal de comunicación; si le añadimos estados alterados de conciencia (sean autogenerados o inducidos), la 'traducción ' puede ser totalmente inoperante.

Afortunadamente tenemos otras vías de aproximación. A menudo dice más una mirada o un gesto que la mejor parrafada. Incluso cuando no podemos compartir ideas podemos compartir sentimientos. Y sin traducciones interpuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada