jueves, 14 de febrero de 2013

Cultos



Según Morris Berman en "La Teoría Hula Hoop de la Historia":
 "Hay un curioso ritmo en los asuntos humanos, o tal vez más específicamente, en la historia de Occidente. Aparece algún movimiento o idea, y todo es barrido a su paso. Entonces, ésta es, esta es la respuesta que hemos estado buscando. Todas las respuestas anteriores eran erróneas, y ahora, por fin, estamos en el camino correcto. Con el tiempo, por supuesto, esta brillante nueva idea pierde su brillo, nos traiciona, o incluso da como resultado la muerte de millones de personas. Así que al parecer, fuimos engañados. Pero, un momento: he aquí la nueva idea verdadera, la que deberíamos haber seguido todo este tiempo. Esta es la respuesta que hemos estado buscando. Etc."
...
"La gente se convierte muy fácilmente, observó Hoffer, cambian de un ismo a otro, del catolicismo al marxismo a lo que sea el siguiente en el horizonte. El sistema de creencias sigue su curso, y luego otro toma su lugar. Lo que es significativo es la energía involucrada, no el objetivo en particular, que en realidad podría ser cualquier cosa. Porque lo que impulsa este motor es la necesidad de seguridad psicológica, de Significado, con S mayúscula -un amplio sistema de creencias que lo explique todo-. Hay un sentimiento, en gran parte no reconocido, de que sin esto estamos perdidos, que la vida no tendría ningún propósito, y la historia sería un sinsentido, que ambos -la vida y la historia- (como ya Shakespeare dijo) equivalen a poco más que un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y furia, que nada significa"
...
"Becker sostenía que la idea de redención que yace en el corazón del cristianismo fue reformulada por los filósofos de la Ilustración francesa en términos de progreso, o salvación secular. Utopismo Ilustrado, en una palabra, fue la transformación de la escatología cristiana en la fe en la perfectibilidad del hombre, el cielo en la tierra, por así decirlo. Esta sería la segunda venida, la derrota de la ignorancia y el mal (=pecado) por medio de un conocimiento fiable, la ciencia y la tecnología, en particular"
...
"En la visión de Gray, los modernos 'fundamentalismos seculares' -jacobinismo, bolchevismo, fascismo y, más recientemente, globalización- son consecuencia directa de esta transformación. El resultado ha sido una misa negra -satánica o invertida (es decir, un recitada al revés)- en que estas pseudo-religiones han causado enormes daños. La idea común a todas ellas es que el progreso y la perfectibilidad están a nuestro alcance, y pueden ser obtenidas a través de un proceso histórico por el cual el conocimiento verdadero derrota la ignorancia (el mal). Así, el mundo, y nuestras mentes, están a salvo, tanto en el mundo secular moderno como se afirma que lo eran en el cristianismo de la Edad Media, porque la historia misma está impregnada de significado"
...
"Es triste decirlo, pero las tres primeras de estas religiones seculares han demostrado, a lo largo del tiempo, no ser 'La Respuesta' o, más bien, que es Dios el que ha fallado; y la globalización (a pesar de Thomas Friedman y sus devotos) se encuentra en el proceso de recorrer la misma ruta, revelándose como un 'falso amanecer'. Por supuesto, dice Gray, una vez la globalización y el neoliberalismo se muestren finalmente tal como son, y tomen su lugar en la basura de la historia, difícilmente será el caso que vayamos a abandonar las nociones de progreso, la utopía, y el significado de la historia. Ninguna posibilidad. Nosotros en Occidente tendremos que encontrar otro hula hoop, otra mascota sólida, ya que como civilización cristiana simplemente no podemos vivir sin el mito de la redención. Por lo tanto, concluye, 'el ciclo del orden y de la anarquía no tendrá fin'. La tragedia es que 'preferimos el romance de una búsqueda sin sentido antes que hacer frente a las dificultades que nunca pueden ser totalmente vencidas'. Por lo tanto, 'la violencia de la fe parece establecida para configurar el siglo entrante"

Repasando un poco la historia de Europa, lo anterior no parece descabellado. La Revolución Francesa derrocó al 'Antiguo Régimen', pero no a la necesidad de adorar algún dios. Persistió en forma de culto a la razón, celebrado por una beldad figurando la 'diosa razón', y unas cuantas iglesias se transformaron en 'templos de la razón' (la foto que ilustra el post corresponde a una de ellas).

Esta necesidad me recuerda lo que comenta Wilhelm Reich respecto a un hecho que se repitió en diferentes ocasiones durante la Revolución Rusa: los soldados rebeldes tomaban el mando en un barco o en un cuartel; luego los oficiales presos  les convencían de su necesidad de ser mandados, y con la simple promesa de ser benévolos respecto a su insubordinación, los soldados deponían las armas. (no entro en interpretaciones, me limito a señalar un paralelismo: el sometimiento a una fuerza interior, aparentemente indestructible)

***

Miro de que discutieron en el Congreso de los Diputados el pasado año: de 'Estabilidad y Eficiencia Presupuestaria', de 'saneamiento del sector financiero', de 'transparencia y lucha contra el fraude', se ratificaron varios tratados internacionales, y hubo varias 'medidads urgentes' (reforma del mercado laboral, liberalización del comercio, paliar daños producidos por catástrofes naturales). No se decretaron ayudas al pueblo llano pero sí se tramitó un Real Decreto-ley "para agilizar el pago de las ayudas a los damnificados por el terremoto de Lorca" aprobadas en el anterior ejercicio. La palabra 'prestaciones' se usa únicamente para 'garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones' (es de suponer que la cantidad  no importa mientras haya calidad).

Contrasta lo que ocupa el tiempo (y el dinero) de nuestros políticos con las recomendaciones de verdaderos expertos:
"Cuenta Aristóteles, en su obra La Política, que lo primero que se discutía en las reuniones de las Pritanías de la ciudad de Atenas era si había grano suficiente en la ciudad. Si lo había, podían discutirse otros temas, si no, era necesario, primero, resolver la cuestión del abastecimiento, el resto de las cuestiones políticas podían esperar"
***

La historia de la psiquiatría es ilustrativa en cuanto a la entronización y demonización de ídolos.
Los locos, los diferentes, los que no encajan en la cuadrícula social del momento, pueden ser encadenados, bañados en agua fría, atados a sillas giratorias; pueden sufrir la inducción intencionada de shock insulínicos o de descargas eléctricas en el cerebro o, aún peor, sufrir la extirpación de una parte del cerebro. Y si no se les ata con cuerdas, se usan atadores de nervios -fármacos que tranquilizan a los que no los toman-. (para profundizar, recomiendo este post del altamenente recomendable blog postPsiquiatría)

Lo que tienen en común los métodos listados es el patrón de 'brillante descubrimiento', 'lento descubrimiento de los efectos adversos', 'declive y substitución por el nuevo ídolo'. (con solapamientos y tímidas exploraciones de alternativas, eso sí). Quizá esté en nuestra naturaleza este tipo de comportamientos, pero los hechos registrados muestran que de tanto en tanto hay algunos oasis en el tiempo. Por ejemplo, durante todo el siglo XVIII (llamado el 'siglo de las luces') hubo muchas menos guerras que en los siglos anteriores y posteriores. Quizá podamos hacer crecer uno de estos oasis a partir del actual caos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada